Generaciones Dialogando: Más allá de la culpa

 By Loubna H. Skalli*

Hanna@American.edu

Durante cuatro días, en el  pasado mes de junio ( 11-14 , 2013 ), La Conexión Joven Feminista  ( YFA ) Programa de la Asociación por los Derechos de la Mujer y el Desarrollo ( AWID) organizó un  fascinante debate electrónico  sobre los retos y oportunidades de la organización multigeneracional. Un foro como este no sólo es oportuno y necesario, desde mi perspectiva es un gran pendiente que tenemos de hace tiempo​​.

dialogo feminista

Desde hace muchos años, me he preguntado ¿por qué generaciones de feministas (académicas y activistas ) rara vez participan en un diálogo honesto y constructivo sobre lo qué las une y lo qué las diferencia?

Sin embargo, en el  movimiento de mujeres los malentendidos y conceptos erróneos son bastante comunes entre las activistas  con ” mayor experiencia o alto nivel ” y las  ” nuevas”, incluso cuando todas somos las que utilizamos  el lenguaje de los derechos  como la inclusión, la participación y la diversidad. Esta falta de diálogo me llamaba la atención cuando era joven en la década de los 90s – una década de gran efervescencia y vitalidad en el movimiento de  mujeres marroquí. Tal vez lo más sorprendente fue  la ausencia de diálogo intergeneracional  que era lo que yo veía como indiferencia o desinterés de las “grandes” respecto a  la generación joven. En ese tiempo, no hubo tutoría cuando estaba explorando y abrazando mi identidad feminista y prácticamente ninguna orientación sobre cómo podría ” encajar”

Las preguntas con las que yo estaba luchando en aquel  entonces son muy similares a las preguntas que reunieron a las participantes en el debate electrónico reciente de YFA : ¿qué es lo qué facilita y lo qué obstaculiza el diálogo intergeneracional ? ¿Qué  se gana  o pierde cuando ese diálogo se lleva a cabo o no ? ¿Qué significa todo esto para la viabilidad y la vitalidad de las luchas de las mujeres por los derechos y la justicia ?

Fue estimulante saber que todas las participantes en el foro electrónico, estuvieron  de acuerdo en que la comunicación multigeneracional y la colaboración no sólo es deseable, sino esencial para sostener nuestra lucha por alcanzar la justicia de género. Sin importar nuestra edad como militantes, y a pesar de las diferencias de nuestro género, la educación, la experiencia, la orientación sexual y situación geográfica, podemos/debemos construir diálogos intergeneracionales que ayuden a enfrentar  los retos y tensiones que los movimientos de mujeres viven.

Estos retos pueden ser vistos en términos de luchas por el poder entre generaciones, el reconocimiento y la (re) definición de las prioridades. Las luchas por el poder se producen no sólo por las diferencias de edad entre los activistas, pero sometiendo el activismo a un sistema de valores jerárquico donde la que tiene más experiencias es la más legítima y por lo tanto tiene más privilegios y derechos que vienen con la “experiencia”. Lo que la generación más joven tiende a resentirse porla “experiencia” no es per se, sino más bien lo que yo llamo la “experiencia hegemónica”. En particular, se resienten las prácticas de exclusión de activistas “mayores” que ni reconocen ni valoran lo que las generaciones jóvenes pueden aportar al movimiento. Experiencia  hegemónica no sólo es condescendiente con las feministas jóvenes, sino que tambien se mantiene ausente de los espacios “juveniles”. Tampoco va a donde las jóvenes feministas participan,  ni abre espacios para su participación. Sin embargo, lo que las feministas jóvenes pueden y deben aportar a los movimientos , además de su entusiasmo y energía , es un renovado sentido teorico/politico,  una nueva visión acerca de la movilización por la justicia de género.

Las feministas jóvenes lo hacen,  a la vez que reorientan el movimiento de manera que responde a sus intereses y prioridades generacionales. La inclusión de los derechos sexuales dentro de los objetivos más amplios de los movimientos de mujeres en muchas regiones del mundo, es una de las luchas y tensiones no resueltas. Por ejemplo, la apertura de un diálogo intergeneracional sobre esto, es que YFA ha hecho,  un gran comienzo .

A pesar de ello, muchas  participantes del debate electrónico pusieron en relieve numerosos ejemplos inspiradores y significativos de colaboraciones intergeneracionales. Para llevar  a cabo este tipo de colaboraciones, todos insistieron en que deben existir condiciones  previas. Estas incluyen un entorno propicio donde generaciones pueden renunciar efectivamente a sus prejuicios e ideas falsas  para movilizarse en torno a objetivos comunes que beneficien a todas . El medio ambiente también debe fomentar la lógica de la cooperación basada en la confianza mutua y el reconocimiento más que maternalismo y la desconfianza mutua.

Mientras que la superación de los retos de la comunicación intergeneracional y la colaboración son serios y reales, los beneficios son enormes y gratificante para todas. En aras de la sostenibilidad y credibilidad de los movimientos feministas, las activistas dentro de los movimientos de mujeres deben de estar mejor preparadas para tomarse más seriamente los dialogos multigeneracionales.

 

SIS Hanna_1Dr. Loubna Skalli – Hanna es profesora en el Programa Internacional para el Desarrollo de la Escuela de Servicio Internacional de la American University, Washington DC Su docencia e investigación examinan cuestiones en la intersección de género y generación, las juventudes, la comunicación y la política de desarrollo en el Medio Oriente y África del Norte ( MENA ). Ha publicado varios artículos en revistas y capítulos de libros en estas áreas, co -autora de dos libros y está terminando una tercera para Columbia University Press sobre el activismo de las/los  jóvenes y los medios de comunicación en la región MENA. Antes de unirse a la Unión Africana, Skalli Hanna dio clases en la Universidad Ibn Tofail en Marruecos  y en el Centro Intercultural de Aprendizaje (Rabat), donde fue directora del seminario “Género y Desarrollo “. Fue becaria Fulbright (1996-2000) y miembra de la Cátedra UNESCO sobre “La mujer y sus derechos ” en Marruecos. Dr Skalli Hanna recibió su maestría en antropología cultural por la Universidad de Essex (Inglaterra ) y su Doctorado en Comunicación de la Universidad del Estado de Pennsylvania .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Usted también podría estar interesado en