La Conexión es un espacio para jóvenes feministas - especialmente mujeres jóvenes - que trabajan sobre los derechos de la mujer y la igualdad de género en todo el mundo para conectarse, aprender y compartir información.

Más información

Ultimas oportunidades

Llamada a la participación

Ahora existe una forma de preparar una causa de violencia doméstica sin asesoría jurídica

En todo el mundo, el 35% de las mujeres padecen violencia doméstica; podría decirse que esto la convierte en la forma más predominante de violencia de género. Incluso luego de escapar de la violencia, las mujeres se ven atrapadas en complejos procedimientos jurídicos si demandan penalmente a su agresor o buscan conservar la custodia de sus hijas y los hijos, para resolver una situación de asilo o divorciarse.

Recientemente CHAYN, la organización solidaria sin personal rentado que conduzco, presentó una herramienta única en su tipo, denominada “Cómo preparar tu denuncia de violencia doméstica sin asesoría jurídica”. Esta herramienta original les permite a las mujeres recolectar y documentar evidencias con fines legales sin asesoría jurídica. Pese a lo que generalmente se cree, las mujeres que sufren abusos siguen contando con poco apoyo, incluso en los países desarrollados. (Ver, por ejemplo, la nota In the UK, more than a third of victims cannot provide the evidence required to obtain legal aid.)

Como la decisión de salir de un vínculo violento es un paso enorme y a menudo muy difícil de dar, la Guía presenta un plan dividido en tres etapas que las mujeres pueden seguir fácilmente:

Recolectar pruebas del abuso:

Sin duda alguna, recolectar pruebas del abuso es uno de los pasos más importantes que una mujer puede dar, pero suele ser lo que menos le preocupa. Es muy sencillo pasar por alto las cosas que paulatinamente se fueron convirtiendo en algo normal y rutinario para una víctima de abuso doméstico sistemático. Por ejemplo, recibir mensajes que dicen “Me desilusionaste. Te daré una lección” o encontrar 70 llamadas perdidas cuando sales de casa. Pero, para un juez o una jueza, todas esas son pruebas de importancia vital.

Entender lo que sucedió

Para una víctima de violencia doméstica, la decisión de salir del vínculo violento y lo que sucede luego de tomar esa decisión configura uno de los momentos más estresantes y confusos de su vida. Pero también es el momento propicio para recolectar y documentar la naturaleza manipuladora del agresor.

Presentar las pruebas
Nadie mejor que la sobreviviente conoce la brutal naturaleza del abuso. Pero contar sus recuerdos puede resultar doloroso especialmente ante una audiencia hostil como, la policía o el juez/jueza. La Guía ayuda a las mujeres a construir una línea de tiempo, organizar la evidencia en categorías claramente establecidas y presentar la información importante de la manera más organizada posible para que las autoridades — y ella misma — puedan comprender lo que sucedió y hacer referencia a los hechos. Cuando durante un tiempo alguien te ha arrebatado el poder de acción, el orgullo, la estima y la dignidad, que pongan en tela de juicio tu relato puede resultar angustiante y hace que las mujeres desistan de exigir sus derechos.

Si bien la Guía de ninguna manera intenta reemplazar al abogado/abogada o brindar asesoramiento jurídico, la información que brinda sobre cómo estructurar y presentar la denuncia podría resultar útil en la mayoría de las jurisdicciones. Sabemos que habrá quien diga que esta no es la solución ideal, ya que cada caso es distinto y que las mujeres deberían contactarse con su ONG local. Si bien esto es cierto, la triste realidad es que muchas mujeres no llegan hasta ese punto. Pueden sentir temor a ser descubiertas, no haberse decidido todavía o carecer de los recursos para costear un asesoramiento legal. La Guía se propone ayudar a esas mujeres y, como dijo una sobreviviente, es una ‘herramienta de supervivencia’.

Puedes encontrar la guía completa (en inglés) aquí: http://bit.ly/chayndvguide.

small hera taken by maryam* Hera Hussein tiene 25 años, es feminista y fundó una red mundial de voluntarias que trabajan en proyectos que aprovechan las tecnologías para dotar de poder a las mujeres: CHAYN.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Usted también podría estar interesado en