La Conexión es un espacio para jóvenes feministas - especialmente mujeres jóvenes - que trabajan sobre los derechos de la mujer y la igualdad de género en todo el mundo para conectarse, aprender y compartir información.

Más información

Los enfoques feministas de la tecnología ayudan a las mujeres jóvenes a dominar la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM)

Feminist Approach to Technology [Enfoques Feministas de la Tecnología, FAT] es una organización comprometida con la creación de un mundo donde el acceso, el uso y la aplicación de la tecnología sean neutrales en términos de género, y el centro tecnológico de FAT es un gran salto en esa dirección. El centro tecnológico es un espacio donde niñas y mujeres jóvenes tienen la oportunidad de explorar la tecnología, experimentarla y utilizarla. No nos identificamos como una institución de caridad, tampoco como un centro de computación o una organización que busca desarrollar habilidades. Nunca hemos creído en la idea de convertir a estas niñas en engranajes a ser «instaladas» en máquinas aptas para el mercado.

Incluso en nuestro centro tecnológico nunca les hemos dicho a nuestras niñas o mujeres jóvenes que ingresen en determinados campos o profesiones solo por su viabilidad económica, o porque creemos que se necesitan más mujeres en ese campo de trabajo. Por el contrario: les proporcionamos un entorno en el que son capaces de tomar decisiones informadas por sí mismas, independientemente de las demandas y presiones del mercado. Reconocemos que las desigualdades no van a disminuir solo porque se motive a más mujeres a entrar en la industria. El nuestro es un enfoque basado en los derechos.

Queremos promover la equidad en CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) pero no brindándoles a estas niñas o mujeres jóvenes una capacitación apropiada y consiguiéndoles trabajos relevantes sino desarrollando en ellas un sentido de investigación y curiosidad alrededor de CTIM. Con este fin, también damos clases de matemáticas y ciencias con un enfoque no tradicional, en las que las niñas ven videos, realizan experimentos, las llevamos a excursiones y lo más importante: les hacemos preguntas que las hagan enojar.

El objetivo es también hacerlas conscientes de sus derechos y sus opciones. Por ejemplo, las leyes laborales y de empleo en la India son muy malas y existen muy pocos canales para difundir información. Preparamos a las mujeres jóvenes para que sean conscientes de sus derechos en vez de convertirlas en «mano de obra»; ellas a su vez se convierten en agentes libres para impulsar esos cambios que todxs deseamos. Algunas de nuestras mujeres jóvenes del centro de tecnología ya han comenzado a tener impacto sobre el mundo que las rodea, y ya estamos empezando a presenciar cambios. A una de nuestras chicas, Seema (no es su nombre verdadero), por ser joven y nueva en el empleo su jefe se creyó con derecho a exigirle que no se riera demasiado fuerte; ella tuvo el coraje de responderle y cuestionarle sus acciones. Esto llevó a una revisión y a cambios en las políticas discriminatorias en su lugar de trabajo.

El plan de estudios en el centro tecnológico está diseñado de tal manera que le dé énfasis a las cuestiones de género, sexualidad y discriminación al igual que a la educación y los derechos de las mujeres. Una vez que las estudiantes completan sus módulos de habilidades técnicas, se les pide que trabajen en proyectos sobre estas temáticas, con plena libertad para expresar sus ideas y opiniones. Lo que emerge es una especie de autorrealización y de comprensión de estos asuntos. Además, la posibilidad de hacer proyectos, presentaciones, etc. sobre todos estos temas que pueden relacionarse entre sí, acelera su proceso de aprendizaje.

Más que nada, nuestro centro ofrece a estas jóvenes un espacio maravilloso, abierto y creativo para expresarse, hacer nuevas amistades y muy pronto sienten que pertenecen a una comunidad donde pueden confiar en quienes las rodean y ser ellas mismas. Hemos visto cambios impresionantes en la autoconfianza de las niñas y su percepción de su propia valía. La expresión de sí y la negociación son otras habilidades que desarrollan aquí y que les permiten a estas niñas y jóvenes encontrar una voz propia dentro de sus familias, barrios, comunidades y más allá de estos espacios.

Arpita (no es su nombre verdadero), una chica recién salida de la escuela de un pequeño pueblo de Ranchi, llegó a Delhi con su padre y su madre sin tener idea de lo que le esperaba. En nuestro centro recibió la motivación para reconocer, entender y defender a su madre que había estado sufriendo abusos por parte de su padre. Arpita apoyó a su madre para que tomara la difícil decisión de salir de la casa familiar, en la que ella misma continuó viviendo para cerciorarse de que el padre cumpliera con sus obligaciones familiares. Con esto, la joven se manifestó al mismo tiempo en contra del abuso, la infidelidad y el patriarcado y por los derechos de las mujeres, la autosuficiencia y la independencia. Esta es solo una de las numerosas historias exitosas que el centro tecnológico ha producido en los últimos años.

En FAT realmente creemos en el empoderamiento de este colectivo (las jóvenes y las mujeres) que se logra con más conocimiento, el interés y participación en la tecnología. Mientras que nuestro Programa de Liderazgo de Mujeres Jóvenes es un espacio abierto para que las adolescentes y mujeres jóvenes de comunidades desfavorecidas aprendan acerca de las herramientas comunes de TIC (tecnologías de la información y la comunicación) desde una perspectiva feminista, en el Jugaad Lab [laboratorio de innovación] enseñamos conceptos de CTIM a un grupo de niñas más jóvenes, entre los 10 y 15 años, y les ayudamos a innovar aún más para crear cosas nuevas. Hace poco fabricaron lámparas solares para luchar contra el acoso nocturno en las calles de las localidades en las que viven.

Con Take Back the Tech [Dominemos la Tecnología], nos gustaría compartir las historias de nuestras niñas y jóvenes con todo el mundo.

Aquí pueden ver dos videos que cuentan las historias de Jyoti y Deepika.

La historia de Jyoti:

La historia de Deepika:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Usted también podría estar interesado en